Marejada   

 

 

 

 

Boletín Nº 73       -         Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile      -         Febrero 2009


28-08-2015

                
 

Reducen clasificación de riesgo a CSAV, y expertos ven difícil 2009 para navieras y puertos


 

     

Negocio del transporte marítimo enfrenta un período de muy baja demanda y de dudas respecto del futuro de las compañías que participan en el sector. Standard & Poor's aplicó drástica baja a rating de Sudamericana de Vapores.

Una drástica reducción en su clasificación de riesgo, desde BB+ a BB-, hizo Standard & Poor's a la Compañía Sudamericana de Vapores (CSAV), la empresa perteneciente al grupo Claro y que es considerada la firma chilena más globalizada.

Además, puso en revisión especial -y con implicancias negativas- la supervisión de esta compañía. Para S&P, CSAV se encuentra en una compleja situación en su desempeño operativo y financiero, lo que redunda en una posición débil de su liquidez.

"La clasificación de CSAV refleja su débil perfil de negocios, que se caracteriza por una modesta posición competitiva en el volátil mercado de transporte marítimo de contenedores, como resultado de una débil eficiencia operativa, particularmente en rutas largas, como los tráficos de este a oeste", plantea el analista Diego Ocampo, de Standard & Poor's.

¿Qué consecuencias podría tener esto para la compañía? Para la economista de Nevasa Dolores Roeschmann, sólo se elimina la posibilidad de que CSAV pueda emitir un bono en el mercado extranjero, pero no hay cambios en relación con la opción de hacerlo en Chile.

"En general, las empresas chilenas tienen dificultades para emitir deuda afuera. Que la hayan bajado a ese nivel elimina la probabilidad de colocar deuda afuera, pero dentro del país es más fácil", plantea la experta.

Cristina Acle, de CorpCapital, dice que un problema complejo para analizar a CSAV es que no es dueña del 100% de sus buques, porque la firma que los posee pertenece sólo en 50% a la naviera del grupo Claro. Esto hace difícil saber el total de la deuda de la empresa, plantea.

"El negocio de Vapores se ha deteriorado más que el resto de la industria y ha ido perdiendo mercado. Prueba de eso es el anuncio de que va a cerrar una ruta entre Asia y Europa del norte", complementa Acle.

Sector, de mal en peor

El índice Mar Báltico, que representa el movimiento de graneles en las 23 principales rutas del mundo, acumula a diciembre una caída de 95% en sólo cinco meses, dando luces del complejo momento que vive el transporte marítimo.

Esto además está complicando el desarrollo de proyectos portuarios, explica una fuente del sector. "Los operadores ligados a navieras están afectados con la mayor caída de los precios de los fletes que recuerde la historia, por lo cual no cabe duda de que sus capacidades financieras se reservarán para el negocio principal", señala.

La realidad en los puertos chilenos valida el diagnóstico. El Terminal de Valparaíso -TPS, ligado al grupo Von Appen- presenta hoy una ocupación cercana al 50%, mientras que el Terminal STI, de San Antonio, no supera el 25%, situación que podría empeorar con la contracción proyectada para el comercio exterior en 2009.

US$ 641mil ganó en 2008 CCNI, naviera ligada al grupo Urenda. Revirtió así las pérdidas por US$ 13,7 millones que registró durante 2007.

US$ 38 millones perdió la Compañía Sudamericana de Vapores durante el año pasado. Para mejorar sus cifras, decidió cerrar rutas.

Fuente:diario.elmercurio.com, foto fenatraporchi