Marejada   

 

 

 

 

Boletín Nº 49       -         Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile      -         Noviembre 2008


28/08/2015

            Licitación del Espigón de San Antonio a la vista
                        Gobierno reactiva nuevas licitaciones portuarias


 

"La idea es que en algún momento todos los puertos sean operados por privados", declaró Andrés Rengifo, director de la unidad de empresas portuarias del Sistema de Empresas Públicas (SEP), al diario capitalino La Tercera.

Con esto Rengifo dejó en claro que la tercera etapa privatizadora de los puertos del país ya comienza a hacerse realidad. Y San Antonio, con su sitio Espigón, forma parte importante de ella.

Este tercer proceso se suma a los realizados en 1999, bajo la administración de Eduardo Frei, que en el caso de San Antonio significó privatizar los sitios 1, 2, 3 y 8; y luego durante el Gobierno de Ricardo Lagos, que transfirió Iquique, Arica y Antofagasta.

En este tercer proceso licitador, los puertos que van más adelantados son San Antonio y Valparaíso. El terminal sanantonino espera enviar su presentación al Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TLDC) en las próximas semanas, de manera de adjudicar el Espigón a partir del tercer trimestre del próximo año, siempre y cuando no surjan imprevistos en la planificación ni conflictos con los trabajadores portuarios, que siguen con extrema atención cada paso del proceso.

Según cifras extraoficiales, el privado que se quede con la licitación del Espigón deberá invertir cerca de 440 millones de dólares.

En el caso del puerto de Valparaíso, se estaba a la espera de la determinación del TLDC, pero el terminal interrumpió este trámite para aclarar con el SEP si los actuales operadores, Von Appen en Valparaíso y Claro en San Antonio, pueden participar en lo que se va a concesionar. En el Gobierno ya habrían llegado a un consenso: pueden, pero con condiciones. Tras esta determinación, "esperamos que en cuatro o seis meses más podamos licitar", señaló a La Tercera Germán Correa, presidente de la Empresa Portuaria de Valparaíso. A diferencia de San Antonio, este terminal requiere una inversión de 350 millones de dólares para ampliarse. Si no lo hace, colapsará en cuatro años.

Tanto en San Antonio como en Valparaíso hay interés de grupos como Claro, Von Appen y Urenda.

Otro puerto que será concesionado próximamente es Coquimbo. En septiembre oasado se inició el proceso de adjudicación, ingresando la solicitud al TLDC. Según Andrés Rengifo, su licitación podría comenzar a fines de este año o a principios del próximo.

Al Gobierno también le interesa licitar Talcahuano, en la Octava Región. El año pasado se suspendió el proceso de privatización de ese terminal -que requiere más de 100 millones de dólares de inversión- por presión de los trabajadores. La presidenta de la empresa portuaria, Eliana Caraball, afirma que los trabajadores ya no son un obstáculo y que el costo de las indemnizaciones o de la reinserción laboral será incorporado en el proceso, a costa de los privados. Según las estimaciones de Caraball, la licitación podría concretarse en 2009 ó 2010.

Preocupación

El gerente general de Hamburg Sud, Gilberto Rubio, se mostró preocupado por el atraso en los puertos. "Los puertos chilenos no están a la altura con la capacidad de las naves, que cada vez son más grandes, y deben modernizarse, pero se han demorado en hacerlo. Están perdiendo competitividad frente a otros puertos de Sudamérica", opinó el ejecutivo, quien piensa que el Gobierno debiera potenciar los dos principales puertos del país, Valparaíso y San Antonio, más que preocuparse de la competencia intraportuaria.
 
Fuente: El Líder

    Ver mas: