Marejada   

 

 

 

 

Boletín Nº 37       -         Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile      -         Septiembre 2008


28/08/2015

Entrevista:

  • ''No es necesario licitar Valparaíso y San Antonio simultáneamente''
     

 

Hernán Bravo Aravena, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile

Desde fines del siglo XIX, distintas instancias y/o niveles de organización comenzaron a dar cuenta de la necesidad de los trabajadores portuarios por cohesionarse y enfrentar con mejor pie los distintos conflictos que surgían de la relación laboral con los empleadores.

Así, fueron apareciendo grupos como la Asociación de Profesionales, la de Grueros Eléctricos, la Federación de Movilizadores de Valparaíso, la Asociación José Mariano Valenzuela, también de Valparaíso y la Asociación Luciano Claude de San Antonio.

Pero no fue hasta 1963 que una sola entidad logró agrupar muchas de estas experiencias dando creación así a la Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile (Fenatraporchi), el 4 de Junio del años 1963.

Desde entonces, la Federación ha participado de la actividad portuaria del país defendiendo los derechos de 400 de los 500 trabajadores que actualmente quedan en el país. Hernán Bravo es su Presidente desde 1998 y en esta entrevista con MundoMaritimo se explaya sobre la realidad portuaria para el sector, los nuevos procesos de licitación en carpeta, y la situación específica de Valparaíso, porque además Bravo es Presidente del Sindicato de Trabajadores Portuarios de dicho Puerto.

¿Cuál es su opinión frente al nuevo proceso de licitaciones portuarias en el país?
El nuevo proceso de licitaciones portuarias ha atravesado por una serie de hechos que han generado polémicas, por ejemplo se dijo que se debía licitar Valparaíso primero, porque el puerto estaba próximo a alcanzar su máxima capacidad de atención de naves y cargas; pues bien esto se mantuvo mientras el SEP estuvo dirigido por Patricio Rojas; cuando sale de su cargo se decide ahora que se debe licitar Valparaíso y San Antonio simultáneamente, lo que genera incertidumbre en los posibles licitantes; por otra parte el concesionario de San Antonio expresa que él tiene capacidad para atender la demanda del puerto y sin embargo se continua con el proceso, en definitiva si en Valparaíso falta infraestructura hay que generarla y si en San Antonio no es necesaria no veo porque se deba licitar simultáneamente.

¿Qué piensa de la licitación en Coquimbo?
El entregar a manos privadas lo que se denomina “la mejor bahía de Chile” no tiene sentido, si no se genera mayor carga y por ende mayor inversión en infraestructura portuaria, para operar lo que hoy moviliza Coquimbo con el sistema multioperador actual, no se requiere licitar.

¿En qué está la demanda por prácticas antisindicales contra la Empresa Portuaria Austral?
Este problema, que en las empresas del Estado no debiera existir, ha sido una constante en ese puerto; ya en años anteriores tuvimos que demandar a esa empresa  y zanjamos el problema con un acuerdo entre las partes, en la actualidad están despedidos cuatro trabajadores por pertenecer al sindicato y luego de pasar por todas las instancias judiciales hemos ganado la demanda, por lo que la empresa debe reincorporar a nuestros compañeros, pagarles las remuneraciones que les correspondían mientras estuvieron injustificadamente despedidos y además la empresa entrará al listado de infractores por práctica antisindical de la Dirección del Trabajo. Desde nuestro punto de vista el SEP que es el control de gestión del Estado, no se puede quedar de brazos cruzados ante estos hechos, mas aún si la Presidenta de la República ha instruido a todos los Directores y Gerentes de las empresas estatales a respetar el código de buenas practicas laborales, donde se manifiesta que no pueden haber prácticas antisindicales.

¿Existen otros ejemplos en terminales portuarios del país que no se hayan mencionado ni siquiera por la prensa y que están significando conflicto entre los trabajadores y las empresas?
Felizmente en los otros puertos no tenemos estos problemas.

¿Cuál cree que han sido los principales errores de parte del Estado en relación a su labor administrativa del sector portuario en Chile?
El Estado no está generando política portuaria; cuando en el Congreso se tramitó entre 1995 y 1997 la modernización del sistema portuario manifestó que una vez culminado este proceso se enviaría un proyecto de ley que normaría el sector, esto no ha ocurrido y por ende existe una seria deficiencia en este sentido, por ejemplo las empresas portuarias deben generar un comité de coordinación de los actores de la actividad y esto no funciona porque cada servicio del Estado tiene sus propias normas y al existir diferencias no hay quien las resuelva. Esto es una clara demostración de lo relevante que resulta tener una autoridad portuaria, esto también se refleja en el uso de los bordes de mar y las reservas que deben realizarse por parte del Estado para sus distintos usos. Hay una gran cantidad de problemas que no tienen una política definida en el sector

¿Y respecto al sector privado, qué opinión le ha merecido su participación?
El sector privado es un  gran aporte en el sistema, ha realizado inversión principalmente en tecnología lo que ha permitido optimizar los puertos; hoy se les está llamando para generar nueva infraestructura, sin embargo creemos que en lo relativo al trabajo eventual existe un problema grave y que  puede generar ineficiencias y conflicto social, nosotros pensamos que la industria  portuaria no puede tener trabajadores eventuales como hasta hoy, definitivamente debiera derogarse el capitulo de trabajador portuario del Código del Trabajo y nuestros compañeros marítimos debieran tener salarios y trabajo digno,  tener el derecho a feriado legal, a capacitarse, regirse como todos los trabajadores del país.

¿Cuál debió ser a su juicio el modelo de licitación y/o de operación  que se debió haber ocupado en los distintos procesos en nuestro país?
Nuestro modelo portuario fue derrotado por el gobierno. Nosotros pensábamos que el sector privado debía generar nueva infraestructura y no haberles entregado la que había construido el Estado. Debería existir el modelo multioperador, pero eso es parte de lo que no ocurrió,  en el mundo existen una diversidad de modelos pasando por los terminales estatales 100% hasta los 100% privados, y creemos que en este sistema no existe preocupación por los empresarios medianos y pequeños, todos ellos quedan en algún momento desplazados con el sistema monooperador.

Puerto Valparaíso, Puerto Barón

¿Qué piensa del proyecto Puerto Barón?
Creo que es una oportunidad para tener acceso al borde costero que tanto reclaman con justa razón los porteños, es un proyecto que generará empleos y ese uno de los problemas que tiene Valparaíso,  nos merecemos tener un lugar de calidad en la ciudad.

Usted participa del Directorio de EPV, ¿Cuál es la lectura interna respecto a este proyecto impulsado desde ahí?
Que se esta concretando el acceso al borde mar y que se realiza con responsabilidad un aporte a los ciudadanos de parte de la Empresa Portuaria Valparaíso.

¿Pero cómo esperan solucionar la falta de espacio?
Hay tres aspectos que deben solucionar los problemas de espacio del puerto, el primero es el desarrollo portuario en el sector Barón hacia Portales, lo que está contemplado en el Plan Maestro; este sector debiera tener acceso por Cabritería. Lo otro es el desarrollo desde San Mateo a Roca la Baja, cerca a la Caleta el Membrillo;  y no debe descartarse lo que se pueda realizar en la ZEAL en la que EPV posee en total 100 hectáreas, de las cuales una pequeña porción esta entregada a un concesionario.

Como Organismo que agrupa a los trabajadores, ¿Qué solución proponen ustedes para solucionar el colapso en el Puerto?
El puerto debe ampliarse y debe realizarse pronto, creemos que en Barón debe quedar un acceso permanente de emergencia y que deben estar plenamente aseguradas las áreas de crecimiento futuro.

¿Cuál es su postura respecto al conflicto por los almacenes fiscales de la Armada?
Los almacenes de la Escuela de Abastecimiento deben ser parte del Puerto, la ciudad de Valparaíso tiene la enorme responsabilidad de cuidar, mantener y restaurar los lugares comprometidos con la UNESCO; es fácil comparar lo realizado en otros lugares con lo que ocurre aquí, por ejemplo en Puerto Madero en Buenos Aires. Lo que uno debe responderse con responsabilidad es quién va a mantener estos espacios, cómo se va a restaurar lo que hoy se ha perdido producto del fuego o simplemente el descuido que lleva a tener edificios ruinosos; en definitiva no podemos hacer todo, tenemos que ver que resulta más conveniente para que nuestra ciudad resulte atractiva, pero también debemos cuidar los empleos que esta ciudad y su puerto generan.