Boletín N°234  Octubre 2013

Bienvenidos Quienes Somos Directorio Fenatraporchi Sindicatos Afiliados Empresas portuarias Representantes Laborales

 

Pescadores sindicalizados reciben indemnización tras cierre de Caleta Sudamericana en Valparaíso

 

 

 

 

Los 234 pescadores artesanales pertenecientes a los sindicatos Sipsa y Sipelanch, lograrán acceder a una indemnización que registra un total aproximado de 4 mil millones de pesos, tras realizar un acuerdo con la Empresa Portuaria de Valparaíso, en el marco del cierre de la Caleta Sudamericana.

Los dineros se suman a los dos mil millones previos, que fueron considerados en el acuerdo subscrito con Apeval, en enero de este año, y donde se reúnen las organizaciones que representan el 80% de la captura en la caleta Sudamericana.

Al respecto, Harald Jaeger, gerente general de la Empresa Portuaria de Valparaíso, señaló que en el tratado se consideraron nueve bonos distintos, los que van en directo beneficio de los trabajadores y que estiman una cifra que fluctúa entre los 5 y 50 millones de pesos por cada trabajador.

“Hemos llegado a un acuerdo con las últimas dos organizaciones sindicales históricas de la Caleta Sudamericana. Este acuerdo pone fin a las dudas sobre su reubicación y les otorga continuidad en su actividad pesquera artesanal en la región, con grandes posibilidades de desarrollo, imposibles al interior de un recinto portuario.”

“Queremos resaltar que siempre fue nuestra voluntad y la de los sindicatos Sipsa y Sipelanch lograr un acuerdo que beneficie a todos los involucrados y que resguarde su trabajo y el desarrollo de la actividad pesquera artesanal. Por lo tanto, podemos señalar que las organizaciones de los pescadores históricos que le daban vida a esta caleta Sipsa, Sipelanch y Apeval, han logrado en Acuerdos completos, totales y definitivos con EPV, lo que nos tiene muy contentos por el desarrollo pesquero artesanal de la región y del comercio exterior para nuestro país”, señaló el ejecutivo.

Sin embargo, una compleja situación se produjo en la formalización del cierre de la caleta, puesto que parte de los trabajadores que aún no han recibido la compensación debido a que no se encontraban dentro del tratado, manifestaron su negativa al cierre de la caleta con protestas y manifestaciones llevadas a cabo en el sector puerto de Valparaíso.

El abogado de los sindicalizados, Álvaro Testar, explicó que los pescadores son previos a la empresa portuaria, razón por la que no se puede hablar de temas referidos a una compensación para aquellos que quedaron fuera del proceso de indemnización.

Los trabajadores que quedaron fuera del acuerdo firmado por la Empresa Portuaria Valparaíso, manifestaron su rechazo  con una protesta llevada a cabo en el sector puerto, donde se realizó la quema de dos embarcaciones.

Lo anterior se da en el marco de la confirmación del cierre de la Caleta Sudamericana, que fue informado tras la oficialización del comienzo de las obras de ampliación del terminal 2 del puerto, llevadas a cabo por parte de la empresa OHL.

Olga Araos, tesorera de uno de los sindicatos que quedó fuera de los beneficios, explicó que se llegó a esta acción debido a que los trabajadores sienten que no han sido escuchados por parte de la empresa portuaria.

Óscar Méndez, secretario del Sindicato de Trabajadores Independientes de este muelle, lamentó que sólo se llegara a acuerdo con el sector perteneciente a los trabajadores que realizan faenas en el lugar, tomando en cuenta que con el cierre de la caleta, quedarán más de 200 familias con un futuro laboral incierto.

El dirigente, explicó además que esperan llegar a un acuerdo respecto al tema de la calendarización de obras, para así comenzar a ver las alternativas que les permitirán retomar sus labores diarias, a lo que fue enfático en señalar que los trabajadores no harán abandono del actual lugar de trabajo.

Por su parte, Álvaro Testar, abogado de los sindicalizados, explicó que, en relación al problema, se requiere que los trabajadores que quedaron fuera del acuerdo, puedan recibir un acuerdo justo que los beneficie, y que de lo contrario, deberán interponer un recurso de protección ante la justicia.

Pese al adverso escenario, los afectados esperan que la empresa portuaria pueda entregarles alguna solución que les permita seguir efectuando sus trabajos diarios, los que en su mayoría, son de apoyo a las faenas pesqueras.

Historia

Escondidos en medio del Puerto de Valparaíso, unos 500 pescadores se resisten al olvido. Ante los planes de licitación del nuevo Terminal 2, el cual se topa con la presencia de su caleta, las distintas organizaciones de pescadores y armadores esperan lograr una indemnización por los años de perjuicio al no haber podido dotar de infraestructura a su caleta.

Quizá muchos porteños ni siquiera hayan escuchado alguna vez hablar de ella, pero ahí está, escondida en el Puerto de Valparaíso, a pocos metros del sector mismo en que se embarcan diversos productos de exportación como frutas o cobre, en medio de camiones y contenedores, ahí está, la Caleta Sudamericana. Cerca de 500 pescadores trabajan en el lugar, resistiéndose al olvido, obligados a vender por completo su faena diaria para exportarla, vendérsela al casero porteño se hace imposible porque el sector es controlado por los guardias de la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV) que limitan el acceso.

Allí están desde que fueron trasladados luego del Golpe de Estado en 1973, permaneciendo en aquel lugar durante 40 años. Hoy, ante los planes de licitación del segundo terminal por parte de la empresa que administra el puerto de Valparaíso, nuevamente deberán ser trasladados. De hecho, a finales de noviembre del 2012 se reveló el plan diseñado por EPV para las compensaciones, estableciendo un plan de relocalización asistida, un programa de capacitación y capital semilla, además de prometer soluciones para los casos especiales.

Sin embargo, los pescadores agrupados en Sipelanch (Sindicato de Pescadores de Lancha), Sipsa (Sindicato de Pescadores Sudamericana) y Apeval (Asociación de Armadores de Lancha), tres organizaciones histórica de la caleta, reclaman no haber sido consultados por EPV. Los grupos de afectados aseguran que en el año 2006 se encargó un estudio de relocalización definiendo puntos en la bahía de Valparaíso para aquello, pero EPV nunca se comprometió con dichos resultados.

A pesar de contar con precarias condiciones para la pesca, la Caleta Sudamericana destaca por conseguir importantes resultados en términos de volumen productivo. Al año, aseguran, son capaces de extraer 20 mil toneladas de jibia, su producto estrella. Y eso que no cuentan con grúas para ayudarlos en las labores de desembarque.

 

 

Fenatraporchi