28-08-2015


 

 

Sergio Guzmán deja la presidencia del SEP

Abandonó el cargo en medio de cuestionamientos del Gobierno y apoyo de las empresas

El Ejecutivo habría pedido su alejamiento, ya que se estaría buscando un perfil más político para el cargo. Hecho sorprendió a varias compañías que valoraban su labor.

La mañana del jueves 10 de agosto, Sergio Guzmán se despidió de los presidentes de las 25 firmas estatales que aglutina el Sistema de Empresas Públicas, SEP.

A través de un correo electrónico, el hasta entonces presidente del holding de compañías fiscales les informó de su renuncia a ese cargo, que es designado por el Presidente de la República y al cual arribó en abril de 2010. Las razones de su salida no iban explicadas en ese e-mail.

Pero fuentes ligadas al Gobierno y a varias empresas estatales del SEP comentaron a este medio que la partida de Guzmán fue solicitada desde el Ejecutivo debido a que la evaluación de su gestión era negativa y que se estaba buscando un perfil más político para el cargo.

A lo anterior se sumó -añadieron las fuentes- su escasa sintonía con el actual ministro de Economía, Pablo Longueira, quien lidera la cartera que tiene bajo su tutela al SEP.

Desde firmas estatales señalaron que Guzmán era reconocido como un hombre de confianza de Juan Andrés Fontaine, ex titular de la cartera de Economía.

Esos factores habrían terminado con la salida del SEP de este ingeniero comercial de la Universidad Católica de Chile.

Un comunicado, enviado por los asesores de comunicaciones del SEP, consignó que en sus casi 15 meses en el cargo, Guzmán "focalizó su acción en generar las políticas necesarias para el mejoramiento de los gobiernos corporativos de las empresas públicas; la definición de estrategias generales para estas compañías del Estado, y en llevar a cabo acciones de coordinación y trabajo cercano con cada uno de los directorios para la materialización de estos objetivos".

Sergio Guzmán -partidario de la presencia de privados en empresas estatales- trabajó durante su período en el SEP en un proyecto que apuntaba a fortalecer a ese organismo y a lograr una mayor libertad presupuestaria.

El viernes de la semana pasada, en un seminario sobre gobiernos corporativos de empresas públicas, coincidieron Guzmán y Longueira.

El ministro, en esa ocasión, afirmó que entre septiembre y octubre se enviará al Congreso el proyecto de ley que busca crear gobiernos corporativos en las firmas del Estado. A la vez, Longueira explicó que algunas compañías como Codelco, TVN, Enap y BancoEstado quedarían fuera del SEP.

Pese a esos avances, el Gobierno estaría buscando un perfil más político para la presidencia del SEP y, a la vez, más mediático.

Varios representantes de empresas públicas se mostraron sorprendidos con la salida de Guzmán. Ello, porque consideraban que el ex presidente de ese organismo estaba haciendo bien su trabajo.

De hecho, reconocieron que tras conocer el mensaje de despedida de Guzmán, se produjo una cadena de correos electrónicos en los que se le daban expresas muestras de apoyo y felicitaciones por su gestión.

El futuro presidente del organismo, que será nombrado por el Presidente de la República en los próximos días, tendrá que abordar las licitaciones de los puertos de Talcahuano y Coquimbo. También deberá analizar el plan de expansión del puerto de Valparaíso, tras el fracaso de su licitación en abril.

Fuente: El Mercurio

 Fenatraporchi