flechas gif 28-08-2015          


Boletín

Nº 147

 

 

Entre las Regiones V y VIII

Puertos están cerrados y con daños de diversa magnitud


 

 

Marzo

2010

 

 

     

Valparaíso podría estar operativo en el corto plazo, San Antonio perdió una de cinco grúas y Talcahuano colapsó.  

Los puertos chilenos ubicados entre las regiones V y VIII se encuentran con daños de diversa magnitud y cerrados al menos durante este fin de semana, siendo los de la VIII Región los más afectados por el terremoto.

El puerto de Valparaíso sufrió daños en los sectores más antiguos (sitios 4 al 8), en donde se registraron fracturas y descensos de hasta 40 cm en la estructura, los que habrá que revisar con atención, según Andrés Rengifo, del Sistema de Empresas (SEP). Sin embargo, los sitios 1 al 3, que consideran el 90% de la capacidad de carga del puerto, no deberían tener mayores problemas, por lo que Valparaíso podría estar operativo en el corto plazo.

En San Antonio se perdieron algunas bitas (las que sostienen a los barcos en el puerto), aunque hay otras disponibles. Según Rengifo, el mayor problema se habría registrado en el sector concesionado de este puerto, en donde una de las grúas fue golpeada por un barco que escapaba de la ola que se esperaba tras el sismo.

Sin embargo, hay otras cuatro grúas que no tendrían problemas. También se registraron hundimientos de terreno y aún falta revisar los suelos de acceso de las naves, por lo que las salidas de carga estarán algo complicadas en los próximos días.

Talcahuano tiene los problemas más graves. Según Rengifo, el puerto colapsó, quedó al nivel del mar, y es bastante difícil que se haya salvado algo. Sin embargo, desde el punto de vista de carga, éste representa sólo el 1% de la capacidad de la VIII Región.

El puerto de San Vicente tiene problemas de un hundimiento del terreno y también perdió una grúa, pero Rengifo apuesta a que podría estar operativo en el corto plazo, luego de que se hagan los estudios ingenieriles de plataformas y estructurales. Éste mueve casi el 40% de la capacidad de carga de esta región. El otro 60% sale del puerto de Coronel; sin embargo, fue imposible comunicarse para saber los daños registrados.

Tanto los puertos del sistema público como los del privado cuentan con buenos seguros, por lo que los costos asociados a los daños no serán dramáticos, como lo fue tras el terremoto de 1985.

 Fuente: El Mercurio