flechas gif 28-08-2015      


Boletín

Nº 146

 

 

 

Nuevo escenario político


 

 

Febrero

2010

 

 

     

En una concurrida reunión del ejecutivo de Fenatraporchi, el Presidente de nuestra Federación hizo un balance de la gestión sindical realizada durante el presente año.

 

En otro orden de materias, dio cuenta de las actividades desarrolladas por el Ejecutivo de Federación, básicamente aquellas que dicen relación con la convocatoria de la próxima Asamblea Nacional 2010, los días 23, 24 y 25 del mes de abril, en la que junto a los dirigentes de las empresas publicas,  definirán las futuras políticas de nuestra organización.

 

Abriendo el espacio de intervenciones, se realizo  un análisis  político coyuntural: “Un nuevo e incierto futuro político – económico – social” como es:

 

La incertidumbre en el Sector Portuario.

 

La incertidumbre en este sector no es menor y proviene de diversos factores:

  • La crisis económica golpeó con fuerza al comercio marítimo durante 2009, la recuperación se anuncia lenta y esto impactará en las decisiones de inversión en los puertos y en naves.

  • Las actuales autoridades de la DOP (Departamento Obras Portuarias del MOP) y el SEP (Sistema Empresas Publicas), han remarcado la actual debilidad de la institucionalidad pública sobre el desarrollo portuario. Así, contra la iniciativa de EPSA y EPV, han manifestado su apoyo a la suspensión de las licitaciones en estos puertos y la promoción de inversiones alternativas.

  • La Cámara Marítima, STI y TPS, han manifestado su intención de desarrollar las actuales concesiones a 30 años, con inversiones que sostengan el equilibrio entre oferta y demanda. 

  • La suspensión del proceso de licitación de Coquimbo, obtenida por una serie de recursos presentados por la asesoría de Fenatraporchi, caducará. Para marzo está previsto el alegato en el TDLC (Tribunal de la Libre Competencia) por esta causa. Sea cual sea la resolución del TDLC, es muy probable que siente precedente para la contienda de Valparaíso y San Antonio.

  • Es previsible que algunos funcionarios del ala más neoliberal se mantengan en la nueva composición del SEP y directorios de las empresas, lo que se reforzaría con profesionales provenientes de la Cámara Marítima.

  • Las Gerencias nombradas por alta dirección pública, deberían ser respetadas por el nuevo Gobierno, las otras son candidatas a reemplazo dadas las remuneraciones asociadas.

  • Si se continúa con las licitaciones es previsible una negociación difícil con las organizaciones sindicales de los TMP (Trabajadores Marítimos Portuarios). Si se paralizan las licitaciones, los TMP deberían arremeter con otras exigencias: ley de puertos, contrato portuario eventual, otros.

  • La política laboral del nuevo Gobierno puede enfrentar a los sindicatos sin quórum, los fueros infundados, los acuerdos y prácticas de directorios no refrendados en instrumentos laborales indubitados.

  • Si se aplica la política global de la derecha en puertos, debería abandonarse las inversiones directas por una concepción del estado subsidiario en su máxima expresión. También debería continuar la racionalización, el cambio de perfiles y la disminución de las funciones operativas de las empresas portuarias públicas.

  • Muchos gerentes ya no tendrán contrapeso en los directorios.

 

La Fenatraporchi.

 

Dado el escenario anterior, podemos afirmar que la Federación enfrentará uno de sus mayores desafíos desde la ley 19.542: la supervivencia de las empresas portuarias públicas, sus trabajadores y sus organizaciones sindicales a un Gobierno de derecha.

 

Parece prudente partir por reforzar la unidad más profunda en la organización, en su programa y en sus alianzas a fin de preparar una defensa dirigida a obtener sus objetivos.

Estos deberían ser los objetivos inmediatos de la organización para el próximo período.

 

Fuente: Fenatraporchi.cl