flechas gif 28-08-2015


Boletín

Nº 130

 

   

La Fenatraporchi y el TDLC


 

Octubre

2009

 

 

     

Los Acuerdos vigentes de la organización.

 

En la ciudad de Villa Alemana, a 10 de marzo de 2008, la Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile reunida en asamblea ordinaria adoptó los siguientes acuerdos:

Acuerdo 002/10-03-08: Voto Político: Considerando el interés nacional, el desarrollo regional, la protección del empleo decente y las características específicas de las propuestas de licitación de concesiones de los puertos estatales de Coquimbo y Talcahuano, la Fenatraporchi resuelve rechazar categóricamente toda acción privatizadora sobre las operaciones en esos terminales portuarios.

Acuerdo 003/10-03-08: Voto Político Valparaíso. Teniendo presente las actuales condiciones de operación del puerto de Valparaíso, la impostergable necesidad de inversiones cuantiosas en infraestructura, para habilitar nuevos frentes de atraque y, especialmente, considerando el interés nacional, la Fenatraporchi resuelve exigir de las autoridades de Gobierno y de la Empresa Portuaria de Valparaíso, las siguientes condiciones para una eventual concesión portuaria:

  • Habilitar nuevos frentes de atraque,

  • Impedir la consolidación del monopolio portuario,

  • Facilitar la multioperación,

  • Erradicación del trabajo portuario eventual por su carácter precario y contrario a los principios generales del trabajo decente,

  • Implementación de programas de protección social eficiente y transparente para todos los trabajadores afectados por el proceso.

Para el caso que ningún oferente privado manifieste interés por participar en un proceso de licitación de concesiones con estas exigencias, emplazamos al Gobierno para que de acuerdo a lo dispuesto en la ley 19.542, subsidiariamente, el Estado a través de su Empresa Portuaria Valparaíso, realice las obras necesarias para el desarrollo del puerto.”

2.     La Defensa Judicial.

 

Conteste con estos Acuerdos, una vez iniciados los procesos de licitación de los puertos de Coquimbo y Valparaíso, la organización sindical requirió los servicios de nuestros asesores y se hizo parte de los respectivos procesos.

 

En el caso del procedimiento no contencioso 303-08 que corresponde a la licitación de Coquimbo, el Informe del TDLC (Tribunal de la Libre Competencia) no se ajustó a nuestras expectativas, por lo que tuvimos que recurrir ante el TC (Tribunal Constitucional) y la ECSJ (Excelentísima Corte Suprema de Justicia) para impedir la licitación en los actuales términos y dejar la decisión definitiva en el nuevo Gobierno que asuma el 11 de marzo de 2010.

 

En cambio, en el caso del procedimiento no contencioso 313-08 que corresponde a la licitación del Espigón de Valparaíso, el TDLC ha acogido lo medular de nuestra postura: Aprobar la licitación porque significa construir un puerto nuevo para Valparaíso y Chile por una inversión superior a los 300 millones de dólares de USA, a la vez que restringir la participación del grupo Von Appen, impidiendo de este modo la consolidación del Monopolio portuario y la concentración excesiva de la riqueza.

 

Este último Informe, que seguramente será recurrido por el operador de TPS, será seguido por todos los actores de la industria portuaria y debe ser defendido por quienes propugnan la libre competencia, facilitando la incorporación de nuevos actores en el mercado portuario nacional.

 

3.     La acción política.

 

Corresponde ahora continuar sensibilizando a los actores políticos nacionales y locales en torno al conjunto de materias sobre los que aún es indispensable avanzar:

  • La ley general de puertos.

  • La erradicación del trabajo precario.

  • La acción de fomento del Estado en aquellos lugares y en situaciones donde sea lo mejor para el desarrollo país y el bienestar de los trabajadores.

Nuestro deber es intentar explicar a los candidatos a los cargos de representación popular en las próximas elecciones, la importancia de estas definiciones y apoyar a quienes mejor lo entiendan.

  Fuente: Fenatraporchi