flechas gif 28-08-2015


Boletín

Nº 118

Aseguran que multioperación portuaria garantizaría el empleo y la competencia


Agosto

2009

 

 
   

Este sistema da espacio para que las compañías más pequeñas y de carácter regional sigan activas. EPCO replica que el único modelo viable es el estipulado en la ley y que adjudica el proceso a un solo actor.

Para entender la problemática que, una vez más, envuelve al Puerto  Coquimbo hay que separar aguas y analizar punto por punto y no mezclar antecedentes a conveniencia. Esto, pues ha resurgido el viejo debate de qué es mejor: El sistema monooperador o el multioperador. Detractores hay muchos, defensores también, pues cada uno de ellos presenta alternativas que deben sopesarse antes de tomar la decisión.

A saber, los puertos más importantes de Chile, San Antonio y Valparaíso poseen altos estándares de movilización, especialmente en aquellos sitios licitados en base al modelo monooperador, es decir, donde un solo consorcio o empresa se hace cargo de la faja entregada. Tal es el ejemplo de San Antonio Terminal Internacional (STI) que desde la entrada en vigencia de la Ley 19.542 de Modernización de Puertos en 1998 ha logrado posicionar a sus instalaciones como las más eficientes en carga y descarga. Ello impulsó a San Antonio a movilizar más de 13,2 millones de toneladas anuales y donde el 53% pertenece a contenedores, la especialidad del brazo naviero del Grupo Claro.

En tanto, Valparaíso el 1 de enero de 2000 “entregó” los cinco sitios del frente de atraque número 1 al consorcio chileno-alemán Von Appen y Hamburger Hafen und Lagerhaus Aktiengesellschaft, quienes dieron vida al Terminal Pacífico Sur, que actualmente moviliza el 88% de las 10 millones de toneladas por año.

“Los sistemas monooperadores han posibilitado que el rendimiento de los puertos en Chile crezca en diez veces y que se pase de 60 toneladas por día a 60 toneladas por hora”, manifestó el coordinador del Comité de Alternativas Portuarias de Coquimbo, Rubén Pillado.

Esta eficiencia a toda prueba ha sido el principal argumento del directorio de la Empresa Portuaria de Coquimbo (EPCO), quienes rechazaron la opción de que el Ministerio de Obras Públicas inyectase recursos para construir un dolphin que amplíe las operaciones. Y es que al interior de la compañía existe el convencimiento de que el negocio viene de la mano con la inversión privada. “Si lo que se busca es captar inversión y generar un negocio para que un privado se interese, el paso es ser monooperado”, resaltó el gerente general de EPCO, Miguel Zuvic Mujica.

EMPLEO Y COMPETENCIA. Al otro lado de la vereda se encuentra el Sindicato local encabezado por Patricio Contreras, quien es también vicepresidente de la Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile (Fenatraporchi). Para el dirigente la multioperación, o sea, donde existe una multiplicidad de empresas que mantiene encadenamientos productivos, permite mantener activas a empresas locales que prestan sus servicios.

“No sólo queremos que el Estado invierta en el mejoramiento de los frentes de atraque, sino que el sistema sea multioperado, pues de esa manera las empresas locales que no tendrán cabida en una licitación, sigan trabajando al interior del puerto”, dijo.

Asimismo, existe el precedente que hace unos años el concejo municipal de Valparaíso y la Cámara de Diputados establecieron que una diversidad de actores logra mantener el empleo y asignar mayor competitividad.
“Este modelo no excluye a los trabajadores, gobiernos regionales ni a los usuarios intermedios y finales, por lo que valdría  la pena hacer una profunda evaluación”, subrayó el experto catalán, Joan Alemany.

Fuente: Diario El Día

 

flechas gif Ver Noticia relacionada

flechas gif Ver Noticia relacionada