flechas gif 28-08-2015


Boletín

Nº 106

Finiquito de estibadores:

PAGO DE INDEMNIZACIONES: EL ARGUMENTO ILÍCITO DE LA LICITACIÓN PORTUARIA


Junio

2009

 

 
   

Dirigente de portuarios dijo que el Estado debe asumir que hay trabajos precarios.

A medida como se ha ido analizando la propuesta de licitación del puerto de Coquimbo, han surgido una serie de interrogantes, una de las cuales ahora se centra en la supuesta obligación que debería asumir la empresa que se adjudique la concesión para con los estibadores y el pago de sus finiquitos.

Para Patricio Contreras, presidente del Sindicato de trabajadores de la Empresa Portuaria de  Coquimbo y vicepresidente  de la Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile, esta disposición no sería legal, al tiempo de prestarse para cuestiones poco claras, como la ocurrida en Arica, donde - según él - se probó la existencia de una malversación de fondos, ya que con dineros que estaban dirigidos a servicios públicos, como el Fosis y Sence, se procedió a la cancelación de los finiquitos de los estibadores.

Contreras espera que algo así no ocurra en el puerto de Coquimbo, al tiempo de indicar que “la solución que requieren los estibadores no pasa por la privatización del puerto, sino porque el Estado asuma que hay trabajadores que realizan un trabajo precario”.

En este sentido, explicó que durante la temporada de más movimiento en el puerto de Coquimbo llegan una serie de trabajadores informales, por lo general operarios de otras empresas que se alejan de ellas por unos meses para dedicarse a estas labores.

Una especie de temporeros portuarios, quienes proceden de diferentes actividades, pero que con el correr del tiempo se han familiarizado con el trabajo que se realiza en el Terminal de la Cuarta Región.

El dirigente no pudo precisar la cantidad de estibadores que efectúan estas labores, aún cuando sostuvo que entre diciembre y febrero estos y otros empleados pueden llegar  quinientas personas por turno. Como se trata de tres turnos, la cantidad llegaría a 1.500.

Para Contreras la labor que ejecutan los estibadores no está regulada, ya que se trata de trabajadores eventuales que en su mayoría llegan cuando el puerto registra un incremento en la transferencia de carga.

A raíz de todo esto plantea que los estibadores no son trabajadores del estado, manifestando que por lo mismo es urgente regularizar esta labor, de tal forma que estas personas puedan optar a un trabajo más formal y con todas las leyes que regulan este tipo de actividades.

Por otro lado, explicó que a medida como han transcurrido los años, el Puerto de Coquimbo ha dejado de ser estacional y se registra una mayor actividad en otras épocas del año. Pone como ejemplo que próximamente la región comenzará con lo envíos de paltas al extranjero, producción que se ha ido transformando en una de las más significativas en toda esta zona, sobre todo en la provincia del Limarí.

Por estas y otras razones, Contreras estima que hoy no es el mejor momento para llevar a cabo el proceso de licitación del Terminal portuario de Coquimbo.

El dirigente plantea que tal decisión sea adoptada en la próxima administración, vale decir, la que asuma el 11 de marzo del 2010, considerándose en esa ocasión la posibilidad de hacer cambios a la Ley 19.542, que se refiere a la licitación de los puertos.

A su parecer, es válido debatir la posibilidad de efectuar un cambio al artículo 19 de ese cuerpo legal, que actualmente indica que el Estado no puede hacer inversiones en los terminales portuarios.

De acuerdo con el dirigente, Coquimbo se ve enfrentado a esta obligación, cuestión que no ocurrió en el caso de Punta Arenas. A su juicio, los montos que se requieren para la instalación del Dolphin (unos 700 mil dólares) son totalmente abordables por el Estado chileno, permitiendo ello que más de una nave de grandes dimensiones pueda atracar en el puerto. Un ejemplo es que pueda llegar un crucero y, a la vez, pueda cargarse una nave para el transporte de productos agrícolas de exportación.

Sin comentarios

Renán Fuentealba Moena, miembro del directorio de la Empresa Portuaria Coquimbo, declinó referirse respecto de si es legal o no que eventualmente le corresponda a la empresa licitadora el pago de finiquitos. Dijo que los encargados de hacerlo son el presidente del Directorio y el Gerente.

Fuente: Semanario Opinión Regional. Viernes 5 de Junio 2009.-

S