FEDERACIÓN NACIONAL DE TRABAJADORES PORTUARIOS DE CHILE

1º Mayo dia del Trabajo

 

Estimados Compañeros/as:

El 1º de mayo  no es un día de fiesta; éste es un día de recuerdo, de conmemoración, un día para mirar hacia atrás, y rendir un homenaje a todos aquellos que, en distintas latitudes, cayeron luchando por hacer más digna la vida del hombre y conquistar la auténtica libertad; La jornada laboral de 8 horas, el trato digno e igualitario en el lugar de trabajo, la retribución de un salario justo y al derecho a un retiro seguro y saludable.

En nuestro país, estos anhelos se han hecho muchos más urgentes. Son ya demasiados los trabajadores/as que por sus bajos salarios se ven obligados a trabajar intensas jornadas; con ingresos que no logran satisfacer sus necesidades básicas; Y las condiciones de la gente de la tercera edad, que después de una larga vida de trabajo, que han entregado sus fondos a la administración de las AFPs, y se ven condenados a pensiones mínimas que los arrojan a la miseria, a la enfermedad y la exclusión.

La Federación Nacional de Trabajadores Portuarios de Chile, constantemente ha asumido una lucha permanente por dignificar el derecho al trabajo, por mejorar su calidad de vida y la de sus familias.  Aspirando siempre a un empleo decente, que signifique estabilidad laboral, salarios justos, pleno acceso a la Seguridad Social, libertad Sindical y acceso a la Negociación Colectiva.

Temas acordados en la ultima Asamblea Nacional realizada el 25 de Abril del 2009, en donde la Fenatraporchi adhiere en todas sus partes a la política definida por la Central Unitaria de Trabajadores, en donde, exigimos que los trabajadores no pueden ser quienes paguen la crisis económica generada por especuladores inescrupulosos y Gobiernos negligentes, aprovechándose de su posición dominante en mercados desregulados.  Como consecuencia de ello, no permitiremos ningún despido fundado exclusivamente en los efectos de una crisis que los trabajadores no han generado.

En estos momentos de crisis económica reivindicamos una vez más, el rol que corresponde a las organizaciones sindicales como defensoras de los intereses de los(as) trabajadores(as). Si no existiera la CUT, el congelamiento del ingreso mínimo mensual y la flexibilidad laboral, las respuestas neoliberales a la crisis, se impondrían al país sin contrapesos. Si no contáramos con la Fenatraporchi muchos abusos, puerto por puerto, se habrían impuesto.

Este 1° de Mayo, además de ser una conmemoración, tiene que ser una fecha de reflexión y, es para el propio sindicalismo una oportunidad de revisar imperiosamente su acción, para encontrar la forma de superar sus debilidades, mejorar su quehacer, y fortalecer su unidad.

Estimados Compañeros, juntos debemos redoblar los esfuerzos por la educación Sindical, desarrollando una verdadera conciencia que el Sindicato  es y sigue siendo el único instrumento que los trabajadores tienen para lograr sus derechos laborales, sociales y sindicales.